En esta segunda etapa (primera de la Pastoral Juvenil propiamente tal), se pueden incorporar jóvenes de diferentes edades y procesos, es decir no es requisito para participar haber realizado algún proceso de iniciación cristiana o de Caminantes. Lo que caracteriza a la Pastoral Juvenil es su espíritu de trabajo misionero, con el objetivo de salir al encuentro de los jóvenes que no llegan a la pastoral y no han podido experimentar a Cristo a través de la Comunidad Cristiana.

El itinerario formativo para esta etapa se desarrolla a través de 5 unidades temáticas, las cuales son:

  1. Proceso de convocatoria y acogida
  2. Jesús nos invita a caminar con Él
  3. Somos peregrinos, hijos amados de Dios Padre
  4. Peregrinamos como hermanos en cristo
  5. El espíritu Santo nos impulsa a seguir a Jesús