¿QUÉ ES EL 1%?

El 1% o CALI (Contribución a la Iglesia) es el aporte que todo católico debe hacer a partir de los ingresos mensuales que recibe, es decir, del total recibido debe comprometerse mensualmente con donar el 1% (a lo menos) de dichos ingresos a la Iglesia para que ésta continúe con su misión evangelizadora.

"HONRA AL SEÑOR CON TUS RIQUEZAS, CON LAS PRIMICIAS DE TODAS TUS COSECHAS Y TUS GRANEROS SE COLMARÁN DE GRANO, TUS BODEGAS REBOSARÁN DE VINO NUEVO" (Proverbios 3, 9 – 10)

 

 

¿QUÉ HACE NUESTRA PARROQUIA CON EL 1%?

El 1% es una de las principales formas de financiamiento que, además de las colectas y donaciones, tiene nuestra parroquia para financiar muchos gastos fijos y proyectos que se desarrollan permanentemente.

Al igual que toda casa, la parroquia tiene altos costos fijos mensualmente: luz, agua, teléfono, internet, gas, hostias, vino, personal, artículos de aseo, artículos de oficina, mantención de la infraestructura, asistencia al párroco, vicarios parroquiales y sacerdotes, lavandería, jardines, etc., además de ayudar en el financiamiento de proyectos pastorales, misioneros y eclesiales que permanentemente se están realizando.

Además, una de las cosas más valiosas del 1%, es su carácter solidario con la Iglesia, en especial con las parroquias más pobres, ya que de lo recaudado mensualmente, el 77% se envía al Arzobispado de Santiago que redistribuye dicho dinero entre las comunidades de menos ingresos de nuestra ciudad.

NO SE EXHIME DE TU DEBER DE AYUDAR A FINANCIAR LA IGLESIA Y SU MISIÓN A TRAVÉS DEL 1% SI DONAS MENSUALMENTE A OTRAS INSTITUCIONES DE BIEN PÚBLICO COMO EL HOGAR DE CRISTO, FUNDACIONES O BOMBEROS.